Embarazo Adolescente

Actualmente, los jóvenes inician su vida sexual a muy temprana edad sin temer a las consecuencias que estas pudieran desencadenar. La cantidad de embarazos adolescentes no deseados ha sufrido un aumento considerable trayendo consigo infinidad de consecuencias graves, tanto en lo familiar, personal y social.

¿QUÉ ES EL EMBARAZO EN ADOLESCENTES?

Cuando hablamos de embarazo en adolescentes, nos referimos a los embarazos que se producen cuando las mujeres jóvenes se encuentran entre los 10 y 19 años de edad. Dicho termino también hace referencia a los embarazos producidos en jóvenes que no alcanzan la mayoría de edad legal en su país.

El hecho de producirse un embarazo a tan corta edad de la mujer, trae consigo muchas consecuencias graves tanto para el niño como para la mamá. En esta edad, la mujer aún se encuentra en su fase de desarrollo hormonal.

Una niña es fértil pero aún no esta desarrollada totalmente para poder ser mamá.La mayor parte de estos embarazos son no deseados. Algunos de ellos siendo consecuencias de violaciones ó de la falta de conocimiento sobre este tema.

CAUSAS DEL EMBARAZO ADOLESCENTE.

Existen varios factores que contribuyen al aumento de dicho problema, entre los que podemos destacar: la falta de información de los jóvenes, la nula orientación sobre educación sexual por parte de los padres, la carencia de control de sus impulsos sexuales así como la presión social de los amigos para iniciar una vida sexual lo más pronto posible sin pensar en las consecuencias.

Los adolescentes caen en el error de querer demostrar su desempeño sexual, como forma de hacer valer su  género, verse muy hombre ó mujer.

Inician una vida sexual esporádica para no sentirse vulnerables frente a los demás.

Se pueden destacar también otros factores personales que influyen en la problemática como la baja autoestima, la soledad, la sobreerotización provocada por los medios de comunicación, la ignorancia en temas de fertilidad, mal uso de anticonceptivos estar bajo los efectos del alcohol ó drogas. Este último provocando una liberación del freno social.

El rol de los padres en la familia también influye en los jóvenes para verse precipitados en iniciar una vida sexual a muy temprana edad. Entre sus causas podemos remarcar: la falta de amor, cuidado y comunicación de los padres así como la reprobación hacia las actitudes de sus hijos. Los adolescentes no comentan sus dudas a sus padres para evitar todo castigo ó reprensión por parte de ellos, creando así un circulo vicioso.

El enamoramiento a muy temprana edad, el sentirse fuertemente enamorado los invita a probar el sexo sin protección.La encuesta realizada recientemente a jóvenes de 12 a 20 años de la Universidad Talca demostró que el 76% de los jóvenes afirma que sus padres no saben que ya son sexualmente activos, existe un 50% que manifiesta tener muchas dudas y temores por quedar embarazada.

Un 35% opta por practicar el sexo casual y un 48% lo hace con pareja estable.Existen muchos mitos y falta de información en el tema. Dentro de los descubrimientos más emblemáticos se pudo encontrar, que los padres prefieren no hablar del tema con sus hijos porque para ellos implica darles permiso para tener actividad sexual.

Esta falta de comunicación y confianza entre padres e hijos

¿CÓMO AFECTARÍA EL EMBARAZO EN LA VIDA DE UN ADOLESCENTE?

Cuando los jóvenes se enteran de su embarazo a temprana edad esto puede provocar serios trastornos en ellos. Hablamos de los psicológicos como la ansiedad, desesperación, sensación de no tener salida, culpa por haber fallado a los padres y conflictos familiares como el abandono de la pareja, no querer asumir la paternidad, problemas que contribuyen a la deserción escolar.

El futuro de una joven embarazada se ve comprometido, disminuyen sus oportunidades tanto de estudio como laborales y ocasiona frustraciones en sus proyectos de vida.Por si fuera poco, también presentan mayor frecuencia de partos prematuros y el indice de lesiones cerebrales en el niño es alto.

CONSECUENCIAS Y RIESGOS DEL EMBARAZO ADOLESCENTE

Las consecuencias físicas y psicológicas de un embarazo a muy temprana edad son graves. Muchos de estos embarazos terminan en abortos y poniendo en peligro a la mamá que apenas comienza a vivir.La mayoría de los niños que nacen a causa de un embarazo precoz suelen presentar problemas físicos, psicológicos y sociales.

Este último por tener una madre con poca preparación mental. Dentro de los riesgos que podemos mencionar en los niños son: deformaciones congénitas, por falta de madurez sexual de la madre y complicaciones en el parto que pueden dejar graves secuelas en los niños.

La madre también se puede ver fuertemente afectada porque puede sufrir problemas físicos, recordemos que no esta preparada para un embarazo, podría desarrollar anemia, desproporción cefalopévica, problemas durante el parto, que sean muy dolorosos y prolongados, infecciones, problemas obstétricos.

Problemas psicológicos como traumas y trastornos psicológicos no son exclusivos.

La depresión y el rechazo al bebé, también suelen ser consecuencias de dicha problemática.

EMBARAZO ADOLESCENTE EN MÉXICO

En México no estamos lejos de esta problemática, por el contrario, es un problema que ha ganado fuerza en los últimos años. Se tiene una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes entre 15 a 19 años de edad.

23% de los jóvenes inician su vida sexual entre los 12 y 19 años, de los cuales el 15% de los hombres y 33% de las mujeres no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual.

Al año ocurren aproximadamente 340 mil nacimientos en mujeres menores de 19 años. Un dato alarmante para el país, puesto que no sólo están expuestos a embarazos no deseado, también existe un alto riesgo de contraer alguna infección de transmisión sexual a temprana edad.

El gobierno federal ha puesto en marcha estrategias para Prevención de embarazos en adolescentes.

¿CÓMO PREVENIR EL EMBARAZO ADOLESCENTE?

La educación sexual es importante para prevenir un embarazo precoz. Es primordial hacer conciencia en los jóvenes de que deben de alcanzar la madurez y desarrollo antes de quedarse embarazadas. Compartir los riesgos en los que incurre una madre precoz es necesario para que podamos frenar el incremento de esta problemática.

También se requiere de fomentar el uso de preservativos y demás métodos anticonceptivos en las relaciones sexuales. A nivel cultural, tenemos la tarea de reducir el número de matrimonios celebrados antes de los 18 años. De esta forma también evitamos y prevenimos un embarazo adolescente.

El embarazo adolescente es un problema grave de salud pública. Nosotros como sociedad podemos aportar un granito de arena para disminuir las estadísticas. Una buena educación sexual a nivel escolar y un adecuado nivel de comunicación, así como de confianza en padres e hijos aumenta los indices de abstinencia, genera comportamientos sexuales responsables en los jóvenes.

Pin It on Pinterest

Share This