Abuso Infantil

Se denomina abuso infantil cuando un adulto emplea la manipulación emocional  (chantanjes, engaños, amenazas, etc) en niños y niñas menores. Sus actitudes y comportamientos las realiza para su propia satisfacción. En algunos casos incurren también a la violencia física. 


Este tipo de abusos se produce en todas las clases sociales y hasta en familias. Padres y madres, padrastros, hermanos ó algún otro pariente, fuera de casa con amigos, vecinos, profesores, y desconocidos. 


Un niño que ha sufrido maltrato infantil tiende ha desarrollar sentimientos, pensamientos y comportamientos negativos. Los abusos infantiles llegan a ocurrir durante largos lapsos de tiempo, meses incluso años hasta que sea descubierto.


Son amenazados constantemente, y pueden llegar a manipularlos con algún otro miembro de su famiiia para que no hable. La persona que sufre de maltrato puede sentirse avergonzado o culpable si cree que el ha provocado los hechos. 
Si la persona ejerce algún poder sobre el infante, se siente con los derechos para manipularlo y extorsionarlo a su manera. El abuso de poder da lugar al abuso infantil.

sintomas frecuentes

Tipos de abusos


Existen muchas formas de maltrato infantil. Hablamos de ello cuando un padre ó cuidador provoca lesiones, muerte, daño emocional ó riesgo de daño en un pequeño. También se considera maltrato la negligencia, abuso físico, abuso sexual, la explotación y el abuso emocional.


Los abusos físicos se dan cuando una persona hiere deliberadamente al menor con golpes, quemaduras, estrangulación, etc.


Los abusos psicológicos son humillaciones y vejaciones al niño. Se le obliga a cometer actos degradantes y el adulto hace uso de su poder para amenazar ó aislar al niño.
La negligencia infantil se da cuando el menor carece de afecto, amor, cuidado, protección ó incluso alimentos.


Los abusos sexuales en el menor. Realizar actos obscenos delante de un niño, cometer acto de violación, incesto, y más.


¿Cómo detectar el maltrato infantil?


Los sintomas más frecuentes, para detectar que un menor esta siendo abusado, pueden ser:
Señales físicas. Dolor, picazón, heridas ó irritación en el área.Psicológico. Cambios de conducta como intranquilidad nocturna, pesadillas, cambios en el ritmo habitual de comer o ir al baño, rechazo a las caricias del sexo opuesto ó de determinada persona en particular, decaimiento, pérdida de autoestima, tristeza, llantos repentinos, retraimiento, mentiras y robos, disminución del rendimiento escolar, conductas prematuras, agresividad, evidencias en dibujos, juegos o fantasías, lenguaje cargado de alusiones.

En casos extremos, intentos de sucidio.
Generalmente el niño abusado guarda silencio porque no tiene la edad suficiente para entender lo que sucede, no sabe decir lo que pasa y quiere a la persona que abusa de el/ella. Sentirse atrapado entre el afecto y la lealtad hacía la persona lo mantiene sin alzar la voz. La sensación de que las actividades son malas. 


¿Cómo prevenir el abuso en menores?


El abuso infantil puede prevenirse:
Educando a las familias y a los niños para que puedan protegerse ellos mismos.Procurando mantener un diálogo abierto, responsable y honesto en el hogar.Enseñando a los niños a conocer su propio cuerpo y enseñarles que tienen todo el derecho a rechazar ó impedir que cualquier persona adulta toque sus partes intimas.Entregándoles la confianza necesario a los menores, de forma que eviten guardar secretos.

Sobre todo si se trata de realizar algo indebido con sus órganos íntimos, aun cuando esa persona sea cercana o querida.Denunciando ante las autoridades correspondientes, en caso de haber detectado algún delito.
Las autoridades pueden brindar la ayuda profesional necesaria para enfrentar el tema.

Causas y consecuencias 


Cuando un adulto hace uso de poder en los menores para convencerlos de ser abusados inconscientemente puede traer graves consecuencias en el menor. A continuación, podemos enumerar algunas de ellas.

  1. Los menores que han sido abusados son los que tienen grandes probabilidades de convertirse en adultos abusadores. 
  2. La culpa no los deja vivir. Los menores abusados llegan a sentir que ellos provocaron el abuso. Durante toda su vida se culpan por no haber dicho no, por no haberse defendido. Por haberle contado a un adulto que no lo tomo en serio, por no buscar ayuda ó por haber confiado en el adulto que lo abuso.
  3. Generan trastornos de ansiedad a raíz de la culpa. Lo que puede derivar en consumo de drogas, alcohol, sexo ó comida. 
  4. Tienen altas probabilidades de involucrarse en relaciones destructivas.
  5. Pueden escapar de casa siendo pequeños, para no volver a ser abusados.

El abuso infantil en Chile.


La estadísticas de Carabineros de Chile, así como las inventigaciones de la Policia del mismo país, recibe denuncias de aproximadamente 4,500 delitos anuales. En el 80% de los casos, las victimas son menores de 18 años. Sobre la relación víctima-victimario, las estadísticas muestran que en el 79.9% de los casos el agresor es un conocido de la victima. De ese total, el 44.1%  corresponde a familiares.


Para hacer una denuncia se recomienda acudir a Carabineros, a la Policia de Investigaciones ó al Tribunal respectivo. 

Pin It on Pinterest

Share This